Digital Marketing: ¿Obligación o devoción?

Digital Marketing: ¿Obligación o devoción?

En la ciudad de León existe una milenaria tradición denominada Foro u Oferta, que se realizada mediante una Fiesta denominada “de las cabezadas”.

Debido a los milagros de un santo, la representación política del concejo de León lleva un donativo a la Iglesia consistente en un cirio de arroba y dos hachas de cera, presentándola como una forma voluntaria de agradecimiento.

La Iglesia por su parte, recoge, como no podía ser menos, dicho donativo, pero lo recibe como una obligación por parte del pueblo de León.

 

Marketing en León

El Marketing en León se aplica de una forma particular y práctica. Antes de entregar el donativo, existe una discusión entre un representante de cada parte que trata de convencer al otro de su error.

¿Solución? nadie da su brazo a torcer, la Iglesia se queda con el donativo, que recibe como obligación y el concejo de León lo entrega como “aportación voluntaria.

 

Marketing Digital: Obligación u opción voluntaria

Con el Marketingen la red o Digital sucede exactamente lo mismo que en el caso de las cabezadas. Existen empresas, normalmente las que han sabido aprovechar las ventajas que ofrece Internet, que defienden que estar en la red y aprovechar el diseño web, las redes sociales o el comercio online es una obligación para cualquier buen empresario.

De otro lado, existe un grupo, normalmente el de aquellos que no se han digitalizado o que su página web no está hecho con objetivos concretos y profesionalmente, que entienden que el Digital Marketing es una opción, y que no sucede nada si no se usa.

 

Digital Marketing vs No Marketing

La realidad del Digital Marketing es que, al contrario de lo que sucede en León con las Cabezadas, en el mundo de la Consultoría de Internet el resultado lo tenemos muy claro.

Si existe una empresa de León que ha realizado una Planificación de su Marketing Online y Digital, un buen diseño de webs, una presencia en redes sociales como Twitter, LinkedIn y Facebook, que controla a través de Klout o PeerIndex su evolución y que realiza un análisis de posicionamiento web, dará igual que lo haga porque lo considera una obligación o porque lo considera algo voluntario pero que realmente hay que hacer.

Al final en las Cabezadas de León, los curas se llevan el donativo porque lo consideran una obligación, y el Conceyu de Llión, fundado en el siglo XIV, se queda sin nada porque lo considera algo voluntario.

En el mundo empresarial, el donativo, el cliente, se lo va a llevar al final la empresa que tiene un Plan de Marketing Digital y que ofrece al cliente lo que este demanda: un canal, unos servicios, y un producto adecuados a sus necesidades. ¿Obligación o devoción? La diferencia no es por qué se hace, sino si se hace o no.